Los mejores directos de la Historia

Hoy hablaremos de los mejores directos de la Historia. Y lo haremos porque el talento es uno de los elementos que mueve a OINOZ.

Sí, porque, aunque el mundo se ha parado como consecuencia del COVID-19, por lo que todo tardará un tiempo en ser como era en lo referido a los grandes espectáculos al aire libre o en recintos cerrados, es momento de evocar algunos de los mejores conciertos o giras de la Historia. Hay muchos más, obviamente, pero vamos a hacer un breve recorrido por algunos de los más recordados por los melómanos del mundo.

1. Woodstock. Lejos en el tiempo queda el festival de música por antonomasia, celebrado en el entorno de una granja en Bethel, en el estado de Nueva York, en 1969. Aquel certamen, que seguía la estela de Monterrey, reunió a cerca de 400.000 personas durante tres días. El certamen, organizado en el verano del amor, marcaría muchas pautas para años posteriores, y logró reunir a algunos de los grandes de la época, como Jimi Hendrix, Santana, Crosby, Still, Nash & Young, Creedence Clearwater Revival, The Who, Janis Joplin, Grateful Dead, Jefferson Airplane o Sly & The family Stone. La cita festivalera por antonomasia tuvo reedición en 1994 en su 25 aniversario, pero en el medio siglo no pudo celebrar su efeméride.

2. Live at the Apollo. De James Brown, el padrino del soul, se ha hablado mucho. De su estilo estajanovista, de cómo penalizaba a su banda en cuanto había algún fallo… Pero, la realidad es que, con su mano dura, logró llevar a la perfección muchas de sus composiciones. Con este directo, grabado en el Teatro Apollo de Nueva York en octubre de 1962, consiguió el reconocimiento de la crítica y un éxito de ventas importante para la época. Creía tanto en su trabajo Brown, que ante la negativa de su discográfica para financiar la producción de este disco, fue él mismo quien puso el dinero de su bolsillo.

Rock del bueno

3. Live in Japan. El rock progresivo ha dejado algunas de las mejores actuaciones de la Historia. Sin duda, una de ellas fue ésta de Deep Purple, conocido por casi todos por Smoke on the water, pero el compendio de las actuaciones que ofrecieron en Osaka entre los días 15 y 17 de agosto de 1972 les hace estar sin duda en este listado. Basta con escuchar los solos de guitarra para hacerse una idea de que aquella banda, en aquel momento, había sido tocada por los dioses. Un mes antes tocaron en el Rainbow de Londres, y el Guinness de los Records les acreditaría en aquel momento como la banda más ruidosa del planeta. Podrían entrar en este listado, sin problema, otros representantes del rock psicodélico como The Who… Si te has preguntado alguna vez a quién se le ocurrió romper guitarras por primera vez en un concierto… La respuesta es Pete Townshend, en 1965. Al guitarrista y cantante se le cruzaron los cables, lanzó el instrumento al techo en el Railway Tavern de Harrow, y aquello sólo fue el inicio. De The Who hay que recordar, por ejemplo, el Live at Leeds.

  

Los acústicos

4. Unplugged. Los desenchufados, es decir, los conciertos acústicos vivieron su época dorada durante los años 90, pero a lo largo de  mucho tiempo fueron la opción fundamental para muchos músicos. Sobre todo los que empezaban. Este formato mostraba las habilidades o carencias de los músicos y grupos ante un público que, habitualmente, tenía rendido a sus pies. El más exitoso de todos los Unplugged fue el de Nirvana, grabado para la MTV en 1993, apenas unos meses antes de que se quitara la vida el líder de la banda, Kurt Cobain. El de Aberdeen abanderaría ya para siempre el movimiento grunge. Un par de años antes la actuación de Paul McCartney, por una parte, y de Eric Clapton, por otra, mostrarían el potencial de un formato que arrasó en occidente, y al que se fueron sumando los principales cantantes del momento.

5. Live at Wembley. A pesar de que para muchos melómanos la gran gira de Queen fue el Jazz Tour, registrado en el disco Live Killers, y que se grabó en Europa, de enero a marzo de 1979, lo que consiguió la banda pilotada por Freddy Mercury en 1986 ha quedado para los anales de la Historia de la música rock. Fue algo parecido a lo que lograron The Beatles en aquel concierto en la azotea de Saville Row. La de los cuatro magníficos fue su última actuación, con cinco canciones y nueve tomas. Casi tan recordado es el Live at Wembley de Queen, que reunió a 150.000 personas dentro del Magic Tour, y fue grabado en el mítico estadio, a partir del segundo de los conciertos que tuvieron lugar los días 11 y 12 de julio de 1986.

 

Ha habido millones de conciertos para la Historia personal de cada uno, ¿verdad? Sin embargo, pocos son los recordados por todos. Algunos por cuestiones tan diversas, como el que protagonizó Bob Dylan, en 1965. El autor de Blowin in the wind había cautivado a un amplio número de seguidores con su folk, y en aquel momento, en el que la guitarra eléctrica empezaba a ganar terreno, el cantautor más universal se pasó al nuevo sonido. Algo que en aquel momento muchos de sus fieles no le perdonaron. En Newport, Dylan empezó a hacer aún más grande su leyenda.

 

¿Cuál es tu leyenda?

En OINOZ somos mucho de directos, pero dinos tú… ¿Cuál fue tu mejor concierto?

Suscríbete a nuestro blog y recibe todas las novedades, ofertas y promociones exclusivas en tu correo electrónico

Compartir en: